En Cuba no existe un solo niño sin escuela

A diferencia de otras naciones del mundo, en Cuba no existe un solo niño sin escuela. Ello es resultado, sin dudas, de la prioridad dada por el Estado al Sistema Nacional de Educación.

images

Desde los inicios del Triunfo de la Revolución, el Máximo Líder Fidel Castro se preocupó por llevar a vías de realización lo expuesto en su alegato de  La Historia Me Absolverá, documento contentivo de los flagelos impuestos entonces por la dictadura de Fulgencio Batista, azotes contra los cuales lucharon y ofrendaron sus vidas miles de hijos de la Patria.

Recién comenzó el curso lectivo 2018-2019 y a pesar de existir aún algunas insuficiencias que deben ser corregidas lo más pronto posible, promete ser superior en calidad, organización y resultados integrales.

La provincia viene preparándose desde hace varios meses para el nuevo período instrumentando alternativas viables para suplir la carencia de maestros en algunos lugares, y evitar afectaciones a los educandos en los diferentes niveles de enseñanza.

Es conocido el colosal esfuerzo desplegado por las autoridades locales y del territorio por mejorar las condiciones de los planteles y la base material de estudio necesaria para avanzar en los programas previstos con el menor grado de contratiempo para la etapa.

Hay que reconocer la importancia de la colaboración del claustro de profesores y el apoyo de las familias en la higienización y mejora de la imagen en las escuelas.

De igual manera continúa el proceso de perfeccionamiento del proceso educativo y para ello la capacitación del personal docente es imprescindible por los beneficios que aporta a la eficiencia del sistema y particularmente a los estudiantes en su preparación general, permitiéndoles concluir el correspondiente grado con una sustancial formación para emprender mayores retos y conocimientos.

Se precisa además de fortalecer la disciplina y el control adecuado de los recursos en cada centro, proteger los medios técnicos y complementarios puestos al servicio de los alumnos y maestros con el propósito de garantizar el debido aprendizaje.

No olvidar que este noble empeño se efectúa en condiciones de bloqueo por parte de Estados Unidos y con el constante asedio por parte de ese imperio a las finanzas y a los créditos bancarios precisados por la Isla.

Aunque todavía no todo logra la excelencia a la que aspira la enseñanza en el país, se continúan dando pasos firmes y acelerados hacia la meta de constituir y sustentar  como potencia regional y mundial, la Educación en Cuba.

Recordemos que con la voluntad política y participación activa de la población se pudo desarrollar la formidable Campaña de Alfabetización. Si ello en las complejas circunstancias de entonces se pudo lograr, cualquier otro desafío podrá ser vencido con la unidad y entereza de los compatriotas de esta tierra de gigantes.

Por: Aixa Alfonso Guerra

 

 

Anuncios

Mujer de nobleza y virtud

adianés 2La doctora en Ciencias Adianez Taboada Zamora, rectora de la Universidad  Fructuoso Rodríguez Pérez, es una de las 12 mujeres diputadas a la Asamblea Nacional del Poder Popular en nuestra provincia.

Al conversar con ella captamos su audacia y sapiencia. Sintetiza el ideal de mujer revolucionaria al que aspiró nuestro Comandante en Jefe. ” Y por eso decimos que la Revolución es sencillamente invencible. Porque cuando la mujer adquiere ese nivel de cultura política y de militancia revolucionaria, quiere decir que el país ha dado un salto político muy grande, que nuestro pueblo se ha superado extraordinariamente, que la marcha de nuestra Patria hacia el futuro no la puede detener nadie…”

Doctora, ¿cómo llega a esta Casa de altos estudios?
“Me gradué como Licenciada de Ciencias Farmacéuticas en la Universidad de La Habana y comencé a trabajar en el Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (Censa) en diferentes investigaciones, entre ellas, el Stabilak, un conservante para la leche cruda, y con los derivados del mangle rojo.

“Me hice Máster en Ciencias en Procesos Biotecnológicos aplicados a la Industria Farmacéutica y de los Alimentos en el propio Censa y cuando nació mi hijo, para tener un poco más de tiempo, decidí cruzar las ocho vías para trabajar en la Universidad y me enamoré de ella. Aquí me hice Doctora en Ciencias de la Educación; pero desde el primer momento,  me desempeñé como profesora de Bioquímica, después me categoricé, fui guía y Jefa de colectivo pedagógico de año de la carrera de Medicina Veterinaria.

Adianés“En el período del 2010 al 2015 fungí como Vicerrectora y en el 2015 pasé a ser Rectora de la UNAH; pero sigo siendo profesora porque amo esta profesión. Compartir con mis alumnos está entre los mejores momentos de mi vida. Participo en acciones de posgrado, maestrías y en la formación de doctores. Llegué a ser Rectora con sacrificio y mucho trabajo,  estudiando y preparándome sistemáticamente”.
Teniendo en cuenta el estrecho vínculo que tiene con sus alumnos, ¿qué opinión le merece este universo juvenil?
“Son muchachos muy buenos, dispuestos a  dar el paso al frente cada vez que se convocan para cualquier tarea y como jóvenes al fin, son alegres y entusiastas. Muchos entraron con opciones que no habían escogido como preferidas; pero al paso del tiempo, se motivaron con las carreras agropecuarias y son excelentes. Proceden de la zona Occidental, incluyendo la Isla de la Juventud, desde Matanzas hasta Pinar del Río.

“Intercambiamos a diario con ellos, en las aulas, en los pasillos, en las actividades. Son estudiosos, responsables, activos y cariñosos. Son hijos que nos regala la vida y estoy ansiosa por volverlos a abrazar en el inicio del nuevo curso escolar para lo que faltan muy pocos días”.
adianés 3Es usted una de las 12 mujeres diputadas mayabequenses a la Asamblea Nacional del Poder Popular,  ¿cómo asume esta tarea?

“Imagínese. Ser diputada cubana es un honor y una tremenda responsabilidad con el pueblo. Se impone tener valores éticos, morales, hacer bien lo que hacemos, ser  ejemplo en el barrio donde vivimos y trasmitir esa ejemplaridad es un compromiso con Cuba. Creo que tenemos que representar al pueblo en cada momento.

“Estamos sesionando constantemente, en las reuniones de rendición de cuenta y en el intercambio con la gente que nos rodea.  Yo vivo en Güines, pero soy Diputada por Madruga, un municipio maravilloso que ha ido creciendo, con trabajadores consagrados, con productores. Ciertamente ser Diputada es un gran reto. En estos días tuvimos varios desafíos:participar en la conformación de la Asamblea Nacional, ser parte de un momento extraordinario para el país en el estudio en comisiones del anteproyecto de Reforma constitucional y hoy entrar en un proyecto más acabado que está en consulta popular. Participar en  estos espacios conlleva estudio, consulta, estar al tanto de lo que acontece y de lo que puede ser o no adecuado. A los diputados cubanos nos caracteriza la sencillez, somos gente humilde, con la verdad por delante y en cada momento y  Fidel es nuestro constante paradigma”.

Cuéntenos de su experiencia en la Octava Cumbre de las Américas en Lima, Perú.
“Lima fue una experiencia única, de unidad y de dignidad de la delegación cubana, fuimos con una convicción, defender a Cuba. Participé en un evento donde estuvieron representados diferentes países, como Panamá y  Venezuela, de este último le digo que fue vergonzosa la actuación de los venezolanos que estaban allí, pues no respondían a los intereses de la Revolución Bolivariana que hoy se levanta victoriosa con la elección de su presidente Nicolás Maduro Moros y se enfrenta a los contratiempos con la oposición pero sigue adelante.

“Allí tuvimos la oportunidad de expresar la grandeza de lo cotidiano de nosotros los cubanos, la valía de la unidad latinoamericana, exhibimos los resultados de la atención al pueblo que disfruta de una alta prioridad en la Educación, en el acceso a la Salud. De un país donde es significativa la presencia de la mujer en todos los ámbitos sociales, la que representa al Parlamento en un alto porciento. También en Lima defendimos con fuerza nuestro proceso de rendición de cuenta, cuya esencia es la de construir una sociedad socialista y democrática”.

Luego de la Cumbre, otro momento trascendental fue el Foro de Sao Paulo…

“Llegaron otros espacios de crecimiento personal y profesional. Entre estos cónclaves trascendentales que marcan mi vida en este 2018  también está el XXIV Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo,  efectuado en el pasado mes de julio en La Habana.

“En este certamen, miembros de partidos y movimientos políticos de izquierda y progresistas de América Latina y el Caribe  unieron esfuerzos por el bien común, a partir de los retos que imponen las políticas neoliberales con espacios al debate sobre la lucha contra el colonialismo, por la solidaridad antimperialista, y la necesidad de la unidad y la integración latinoamericana y caribeña, así como una plenaria especial sobre el pensamiento del Comandante Fidel Castro Ruz y su relación con este Foro.”

Fuimos  protagonistas durante estas jornadas de  encuentros de mujeres y  parlamentarias, con talleres –estrechamente vinculados– sobre Arte y Cultura y Comunicación Política y Medios.

“La ocasión fue propicia para reafirmar  el respaldo al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y exigir su excarcelación. Fue una experiencia muy provechosa y de unidad.”
¿Cuáles son los contrafuertes de Adianez?


“Mis contrafuertes son mi país y mi familia. Mi compañero, mi mamá, mi hijo de 20 años y su novia son mis ejes motivacionales. Los domingos nos reunimos y ese día me gusta cocinar algo diferente. Eso me encanta. Aprovecho para hacer arroz imperial a la cubana o un “especial” como los de Vita Nuova, pero hecho en casa. Me gusta mucho la música del ayer, los éxitos de la Década Prodigiosa, también disfruto con los temas de la nueva trova. Este es el día para compartir, conversar, intercambiar sobre los temas domésticos y estar juntos. De esa manera recargo el espíritu para seguir afrontando los desafíos cotidianos.”

Por Ada Durán del Río

S.O.S a los huertos escolares +(Versión en Inglés)

índice

Cada año, Nancy, mi vecina y su esposo plantan tomates en su patio, (unos pocos metros cuadrados). Hace unos meses cosecharon alrededor de 200 libras del vegetal en menos de 10 canteros.

Por aquellos días el aroma de los frutos verdes y rojizos embriaga a la gente del barrio, y a la vez me despertaba los recuerdos del huerto escolar de mi primera escuela, el seminternado de Primaria Tamara Bunke del Valle del Perú, en San José de las Lajas.

El terreno, (alrededor de dos hectáreas) era cuidado con celo por dos trabajadores, Rogelio y Agustín quienes, oficialmente, eran nuestros principales tutores en las tareas del campo, pero para nosotros eran los tíos más queridos.

Teníamos turnos de huerto contemplados en el horario docente, siempre en el horario de la mañana. Hasta aquel trozo de tierra agradecida llegábamos con la maestra o con la auxiliar, como si fuéramos a la más increíble de las aventuras. Y es que para muchos de nosotros, ese era el momento favorito del día.

Debíamos ir con la ropa que nos entregaban al iniciar cada curso escolar: pantalón, camisa de mangas largas, tenis y un sombrero. Allí nos esperaban los tíos para enseñarnos lo bondadosa que puede ser la tierra, si se le trata con paciencia y esmero.

Ellos eran hombres ya viejos que se distinguían por su conocimiento y el amor infinito a la naturaleza y a los niños. Gracias a esa sapiencia, el significado de malas hierbas, surcos, canteros, semillas, cosecha y trabajo cobraban una dimensión real en nuestras cabecitas.

De modo, que al compás de sus enseñanzas trasladábamos los relatos de los libros de Lectura y las lecciones de Botánica, Geografía y Ciencias Naturales, a aquella parcela que ayudábamos a fecundar.

Rogelio y Agustín araban con dos bueyes buenos y mansos. Después plantaban las semillas, correspondiendo más tarde a los pioneros, el encargo de lograr a través de labores muy sencillas, que crecieran fuertes y sanos, los tomates, pepinos, ajíes y ajos.

Los días de la cosecha eran los más especiales porque competíamos para llenar las cajas de madera. Y hasta comíamos a escondidas los frutos frescos que luego coloreaban las bandejas y hacían más ricos y nutritivos los almuerzos en el comedor.

De aquellos cultivos se beneficiaban también la comunidad y otras instituciones educacionales del municipio. Pero el resultado más importante de aquel esfuerzo común era, a nuestro modo de ver, el privilegio que nos concedía la escuela de ser útiles y buenos con la tierra y con los demás.

Hoy el huerto de la Tamara Bunke sigue ahí, pero sin los colores de los sembrados, sin las voces de Agustín y Rogelio apurando a sus bueyes, sin los cuerpecitos doblados sobre aquellos surcos, que dejaron de existir hace tiempo.

La pérdida del huerto escolar y su significado como aula natural, se lamenta en esta y otras escuelas. Me pregunto, ¿por qué lo permitimos, por qué no los rescatamos, sobre todo ahora que es tan urgente y necesario alcanzar la soberanía alimentaria?

Pienso, que es clave replantear la cuestión con objetividad, y no solamente por la importancia que tiene este elemento para formar la concepción científica del mundo desde las primeras edades. Más bien, recordemos cómo era la escuela cubana cuando se cumplía bien este principio pedagógico: la combinación del estudio con el trabajo.

Si queremos que se fortalezcan realmente los valores del compañerismo y la laboriosidad, así como el amor al trabajo, a los trabajadores y al medio ambiente, es fundamental recolocar en su justo puesto dentro de la pirámide educativa, a los huertos escolares.

La historia nos recuerda que se trata de una herramienta que ha sido muy eficaz en todos los tiempos, y así lo advierte nuestro José Martí: Ventajas físicas, mentales vienen del trabajo manual….El hombre crece con el trabajo que sale de sus manos.

Tales palabras me reavivan la añoranza por los talleres de Educación Laboral, hoy en peligro de extinción. Pero ese será el tema de otro comentario.

Por: Marlene Caboverde Caballero

S.O.S to school gardens

Marlene Caboverde Caballero
Each year, Nancy, my neighbor and her husband plant tomatoes in their yard (a few square meters). A few months ago they harvested about 200 pounds of the vegetable in less than 10 stonemasons.
In those days the aroma of green and red fruits intoxicates the people of the neighborhood, and at the same time I woke up the memories of the school garden of my first school, the Tamara Bunke Primary School of the Valley of Peru, in San José de las Lajas .
The land, (about two hectares) was taken care of with zeal by two workers, Rogelio and Agustín who, officially, were our main tutors in the tasks of the field, but for us they were the most beloved uncles.
We had garden shifts contemplated in the teaching schedule, always in the morning schedule. Until that piece of grateful land we arrived with the teacher or the assistant, as if we were going to the most incredible of adventures. And for many of us, that was the favorite moment of the day.
We had to go with the clothes they gave us at the start of each school year: pants, long-sleeved shirt, tennis shoes and a hat. There the uncles waited for us to show us how kind the land can be, if it is treated with patience and care.
They were old men who distinguished themselves by their knowledge and infinite love of nature and children. Thanks to that wisdom, the meaning of weeds, furrows, flowerbeds, seeds, harvest and work took on a real dimension in our little heads.
So, in keeping with his teachings, we transferred the stories of the reading books and the lessons of botany, geography and natural sciences, to that plot that we helped to fertilize.
Rogelio and Agustín plowed with two good and meek oxen. Later they planted the seeds, corresponding later to the pioneers, the order to achieve through very simple labors, to grow strong and healthy, tomatoes, cucumbers, peppers and garlic.
The days of the harvest were the most special because we competed to fill the wooden boxes. And we even ate the fresh fruits secretly, which then colored the trays and made the lunches in the dining room richer and more nutritious.
The community and other educational institutions of the municipality also benefited from those crops. But the most important result of that common effort was, in our view, the privilege that the school granted us to be useful and good to the earth and to others.
Today the garden of the Tamara Bunke is still there, but without the colors of the sown fields, without the voices of Agustín and Rogelio rushing to his oxen, without the little bodies bent over those grooves, which ceased to exist long ago.
The loss of the school garden and its meaning as a natural classroom, laments in this and other schools. I wonder, why do we allow it, why do not we rescue them, especially now that food sovereignty is so urgent and necessary?
I think that it is key to rethink the issue with objectivity, and not only because of the importance of this element to form the scientific conception of the world from the first ages. Rather, let us remember what the Cuban school was like when this pedagogical principle was well fulfilled: the combination of study and work.
If we really want to strengthen the values ​​of camaraderie and hard work, as well as the love of work, workers and the environment, it is essential to relocate the school gardens to their rightful place within the educational pyramid.
History reminds us that it is a tool that has been very effective at all times, and this is what our José Martí warns: Physical, mental advantages come from manual work … Man grows with the work that comes out of his hands.
These words rekindle my longing for the Labor Education workshops, now in danger of extinction. But that will be the subject of another comment.

NUEVAS AULAS PARA BATABANÓ+ ( Versión en Inglés)

Con el entusiasmo que siempre los caracteriza, se encuentran inmersos en el acondicionamiento de su escuela el colectivo de la Primaria Vladimir Ilich Lenin en Batabanó, centro insignia de la Educación en el municipio que para el nuevo curso tendrá una explosión de matrícula la cual sobrepasará los 570 alumnos, señaló su director Sergio Guerra.

Actualmente se construyen en la institución educacional dos nuevas aulas de Preescolar, con salones de clases, baños, local para profesores y un pantry en cada una de ellas, lo cual elevará la matrícula que por vez primera superará el centenar de alumnos, permitirá atender con mucha más calidad a los niños en esa enseñanza y que muchas madres puedan incorporarse a centros laborales.

Por: Lázaro Silva Ochandia.

niños-cubanos-1

NEW CLASSROOMS FOR BATABANÓ.

With the enthusiasm that always characterizes them, they are immersed in the conditioning of their school the Vladimir Ilich Lenin Primary collective in Batabanó, the flagship center of Education in the municipality, which for the new course will have an explosion of enrollment which will surpass the 570 students, said its director Sergio Guerra.
Currently, two new preschool classrooms are being built in the educational institution, with classrooms, restrooms, a room for teachers and a pantry in each of them, which will increase the enrollment that will exceed one hundred students for the first time. much more quality to the children in that education and that many mothers can join work centers.

 

Amando a Delena

 

 “Nada debe parecer imposible de cambiar”.

Bertolt Brech

Delena_cuando_ aprendió_a_ leer.Se llama Delena de la Caridad Beovides Suárez, y nació antes de tiempo con apenas dos libras de peso, el 31 de octubre de 2009. Su llegada prematura le provocó una hipoacusia severa limitando sus capacidades auditivas, pero aquel error de la naturaleza le fue compensado con una gran familia y una buena escuela.

Era el último día del curso, y ella reía sin parar. Pasar para cuarto grado con buenas calificaciones justificaba la alegría de la pionerita de ocho años de edad, seguramente daría por sentado quien la hubiese visto por primera vez. Pero yo, que la conozco bien, sé de otras muchas razones que la hacen feliz.

Cuando inició su vida escolar, (en la Primaria José Antonio Saco del caserío El Perú, en San José de las Lajas), ya estaba diagnosticada y usaba la prótesis auditiva que desde entonces, le permite escuchar. Y esto es parte de los beneficios que le otorga el hecho de ser es uno de los 64 infantes incluidos en el Programa de discapacidad auditiva de Mayabeque

Así fue como bajo las alas protectoras de la medicina cubana, foniatras, logopedas y otros especialistas quebraron su mundo de silencio antes de que ella cumpliera el segundo año de vida, allanando además el camino para una exitosa inclusión educativa. Gracias a la buena articulación de esos actores, unido a los muchos talentos de su maestra Alba de primer grado, se hizo el milagro: Delena aprendió a leer y escribir como el resto de sus compañeritos a los seis años de edad.

Responsables también de aquella maravilla, eran sus padres. Pero el incentivo especial lo recibió Delena de su abuela Elena, quien con la virtud de un hada mágica la ha convencido de que la vida es siempre bella, y le inculca que aprender es, a fin de cuentas, el fruto más más bello y necesario de cuantos se obtienen en el camino.

Después de Alba (primero y segundo grados) llegó la maestra Tairis para continuar tejiendo nuevos y buenos saberes en la pequeña delgadita de ojos traviesos. Hoy Delena sostiene una conversación, sabe relatar, escribir un texto, leer, pero donde su desempeño es más sobresaliente, es en las Matemáticas.

Dicen que tiene en su casa una pizarrita, tizas y el borrador, y que a su clase asisten amigos invisibles y muñecas. Como la maestra que quizás será en el futuro, ella habla sin parar, y así continúa espantando las nubes del silencio que un día oscurecieron su paisaje.

Por Marlene Caboverde Caballero

Puntales del porvenir (+Video)

++El júbilo llegó como en  cada julio con la graduación de nuevas generaciones de profesionales. Esta vez, la  universidad Fructuoso Rodríguez Pérez concluyó el período lectivo con más de 400 estudiantes egresados como ingenieros o licenciados en las diferentes especialidades que se cursan en la casa de altos estudios.

La ceremonia estuvo dedicada a Fidel, al 90 cumpleaños del Che, 95 de la FEU y al recién concluido 9no Congreso de  la organización estudiantil.  La cita,  efectuada en el Teatro Nacional de Cuba, significó la trayectoria de los alumnos con Título de Oro por sus resultados académicos,  los egresados destacados integralmente en cada una de las facultades y carreras y  acreedores del mérito científico. Se hicieron inolvidables las  amistades, los resultados y los compromisos. Quedaron en fotos, abrazos y  nuevas metas.

Al acto de graduación asistieron, los miembros del Comité Central del Partido, el general de División José A. Carrillo Gómez y Juan Miguel García Díaz, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana y primer secretario del Partido en Mayabeque respectivamente, el ministro de Educación Superior, Doctor en Ciencias Ramón Saborido Loidy, entre otros dirigentes del Partido, el Gobierno, representantes del cuerpo diplomático acreditado en nuestro país; así como distinguidas personalidades y profesores de mérito de la institución.

Por Ysney Izquierdo