Comportamiento del proceso de consulta popular en la provincia

38065517_2017168784980407_1031714143079497728_o

De las 3 808  reuniones previstas a  efectuarse en la provincia hasta el 15 de noviembre, hasta la fecha se han desarrollado 766, con una auténtica respuesta popular  en su derecho de aportar a  la confección de la nueva carta magna.

En los centros de trabajo, por ejemplo,  han tenido lugar 320 consultas, en tanto en las unidades campesinas: Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS) y Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA),  ya han acontecido más de 40 encuentros entre asociados. A su vez, en la comunidad se ha analizado el trascendental documento en 404 circunscripciones.

La Comisión provincial a cargo del desarrollo del proceso informó que a partir del mes de octubre se incorpora a estos debates el sector estudiantil, con el protagonismo de  los alumnos  de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) y  de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) que celebrarán un total de 124  consultas.
Los debates ponen sobre la mesa las propuestas de un pueblo que marcha a tono con la Patria y que crece junto a la Revolución.

Por: Ysney Izquierdo

 

Anuncios

La Constitución bajo la lupa

IMG_20180907_144224

Al cumplimentarse el primer mes de haber iniciado en el país el proceso de Consulta Popular del Proyecto de Constitución de la República de Cuba, el cronograma de estos importantes encuentros avanza sin contratiempos en nuestra provincia.

El debate sobre el proyecto tuvo lugar por estos días en la sede del Comité Provincial del Partido cuyos cuadros y trabajadores realizaron diversas propuestas  y reflexiones para enriquecer la nueva carta magna que regirá los destinos de la Nación  ante la responsabilidad del Estado, que se define como socialista y tendrá como eje conductor la máxima martiana « El culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre».

Una de las sugerencias de Juan Llanes Véliz resultó el cambio del término respeto de la legalidad socialista por el de cumplimiento en el Artículo 1, con el propósito de fortalecer la sociedad.

Para reconocer en la Constitución al trabajo como fuente principal de ingresos que debe garantizar la satisfacción de los proyectos individuales y familiares, Miguel Guzmán Marrero sugirió que en el Artículo 31 se establezca el trabajo como obligación y no como deber. Gustavo Rivero Cabrera  planteó que en el Artículo 22, en el caso de la concentración de la propiedad,   se adicione evitar que no exista tampoco acumulación de riquezas materiales para mantener los valores socialistas de equidad y justicia social y en el Artículo 23 precisó que es necesario adicionar el término estatal en el caso de la propiedad socialista.

Gustavo Rivero propuso en el Artículo 403 que el Presidente de la República se mantenga no por edad sino por capacidad e insistió en eliminar las denominaciones de Gobernador y Vicegobernador para mantener los nombres de los cargos vigentes. A su vez, Maribel Amador Samá propuso descartar el término  Intendente y mantener el título de Jefe de la Administración.

Las intervenciones fueron múltiples y diversas en una asamblea que constituyó un ejercicio democrático de participación y de defensa del presente y el futuro socialista de Cuba.

Llevando la advertencia martiana, “No debe votar una constitución quien no sepa leer en ella”, los juristas de Mayabeque pusieron sobre la mesa sus análisis sobre el proyecto de la nueva Carta Magna, el pasado siete de septiembre. El debate bajo la lupa de los profesionales del Derecho, permitió esclarecer temas como la ciudadanía efectiva abordada en el Título III, sobre la cual Eyne Daniel López Vargas, Fiscal Jefe del Departamento de Organización y Planificación de la Fiscalía provincial subrayó: “Creo que estamos reconociendo al ciudadano cubano con una doble ciudadanía que cuando está en el país tiene derechos, pero también obligaciones contempladas en la ley”.

La modificación del concepto del matrimonio generó opiniones encontradas. Mientras algunos defendieron la unión tradicional entre un hombre y una mujer, fiscales como Dailén Fuentes Morales dieron el visto al artículo 68 que, en su opinión, refuerza el derecho de igualdad ratificado en el proyecto constitucional.En el capítulo III que aborda los derechos sociales económicos y culturales, se propuso incluir en el párrafo 191 el adjetivo integral para calificar a la formación y educación que deben proporcionar las familias a las nuevas generaciones. Y Gladis García Riverón, una jurista jubilada que se mantiene laborando todavía, apostó por llevar la obligatoriedad del estudio hasta el nivel medio superior

La Fiscal Daimari Rocha Luis validó el derecho al trabajo de manera excepcional a adolescentes entre los 15 y los 16 años de edad, así como la mayor autonomía que se otorgará al municipio, sin dejar a un lado los mecanismos de control que ello requerirá, un precepto que  defendió Martí desde su tiempo, significó.

Al cierre de los debates y como ha ocurrido en otras consultas populares, la mayoría rechazó los límites de edad o en el tiempo de mandato que se imponen al Presidente de la República.

La sugerencia común fue la de proponer al pueblo la posibilidad de reelegir el cargo, en tanto la persona goce de salud física y mental y muestre un eficiente desempeño.

La comunidad jurídica de Mayabeque manifestó de ese modo el deseo de participar activamente en la construcción de una constitución a tono con las normas elementales vigentes en Latinoamérica y en el mundo, redimensionando los instrumentos que reforzarán la igualdad, el respeto y el derecho, sin que ello signifique, de ningún modo, renunciar a las conquistas y los principios de la Revolución.

Por: Yensy Rivera Rivera y Marlene Caboverde Caballero

 

Juventud de cara al futuro

20180904_092445

Jóvenes estudiantes del territorio comenzarán con el inicio del período lectivo en sus respectivos centros educacionales, el proceso de consulta del proyecto de nueva Constitución analizado actualmente en la Nación.

Las nuevas generaciones, junto al resto del pueblo, realizarán una contribución inteligente y responsable, siempre desde los principios martianos y fidelistas, y de lealtad a la Revolución.

Durante el proceso será fundamental la preparación para realizar aportes coherentes y profundos, a fin de enriquecer el documento que regirá la vida económica, política y social.

En este sentido, dirigentes juveniles y estudiantiles se preparan en función de garantizar el desarrollo exitoso del trascendental ejercicio democrático.

Los criterios aportados por los ciudadanos irán a la Asamblea Nacional del Poder Popular para la elaboración de una Constitución que, de aprobarse en referendo popular el 24 de febrero de 2019, sustituirá a la vigente desde 1976.

Por: José Montero

 

Juventud de cara al futuro

Jóvenes estudiantes del territorio de #Mayabeque comenzarán con el comienzo del nuevo período lectivo en sus respectivos centros, el proceso de consulta del proyecto de nueva Constitución analizado actualmente en nuestro Archipiélago.
El texto incorpora importantesartículos de acuerdo con la realidad cubana y relacionados con la familia, economía y posibilidad de que personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio, donde los pinos nuevos de la FEEM y la FEU precisan convertirse en protagonistas de estos debates.
Las nuevas generaciones, junto al resto del pueblo, realizarán una contribución inteligente y responsable, siempre desde los principios martianos y fidelistas, y de lealtad a la Revolución.
Durante el proceso será fundamental la preparación para realizar aportes coherentes y profundos, a fin de enriquecer el documento que regirá la vida económica, política y social de la nación.
En este sentido, dirigentes juveniles y estudiantiles se preparan en función de garantizar el desarrollo exitoso del trascendental ejercicio democrático.
Hasta el 15 de noviembre, en Cuba están previstas unas 135 mil reuniones de debate sobre el proyecto de nueva Carta Magna.
Los criterios aportados por los ciudadanos irán a la Asamblea Nacional del Poder Popular para la elaboración de una Constitución que, de aprobarse en referendo popular, sustituirá a la vigente desde 1976.

Por: José Montero060973dc0e7b6cc4e797a09dc60e37c1_XL

Consenso en CCS Pepito Tey

DebateLos campesinos de la cooperativa de créditos y servicios Pepito Tey, del consejo popular Caraballo, en Jaruco, efectuaron su Asamblea para expresar criterios y sugerencias sobre el Proyecto de Constitución que se debate en todo el país.

060973dc0e7b6cc4e797a09dc60e37c1_XLAcerca del párrafo 131 del Artículo 35 referido a la doble ciudadanía, consideraron que es correcto haberla incorporado al proyecto para su futura aprobación, siempre y cuando quienes la ostenten respeten las leyes cubanas durante su estancia en el país. Al abordar el párrafo 192 del Artículo 68 manifestaron que legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo es algo prematuro, pues aún la población no está preparada para asimilarlo.

Otro de los aspectos debatidos lo constituyó el párrafo 403 del Artículo 121, en el cual se establecen dos períodos de mandato como máximo para el Presidente de la República. Al respecto propusieron extenderlo a tres al menos, alegando que en 10 años pueden quedar muchas cosas por hacer, misiones por cumplir y es cuando pueden alcanzar una madurez y experiencia más plenas.

El proyecto para una nueva constitución encontró en la CCS Pepito Tey, de Jaruco, criterios positivos por su profundidad, contenido abarcador y adecuación a los tiempos actuales.

Por Reinaldo Fuentes

Los cubanos robustecen Constitución de la República

ConstEn cada colectivo laboral existe la posibilidad de que  trabajadores y directivos enriquezcan con propuestas y valoraciones oportunas y precisas, la Constitución de la República de Cuba que en estos momentos es objeto de estudio por parte de la población en general y procura de manera democrática, importantes modificaciones.

A pesar del poco tiempo de iniciado el proceso de consulta popular puede constatarse el interés mostrado por los ciudadanos en participar en los debates y esclarecer cada duda o preocupación latente.

Uno de los aspectos más reiterados en las asambleas es el relacionado con el matrimonio entre dos personas, el asunto de la ciudadanía, los diferentes tipos de propiedad, el tiempo establecido para la permanencia en los principales cargos de la Dirección del Estado, entre otras significativas reformas propuestas que inciden en el desarrollo socio-económico del país.

No hay dudas que los cambios previstos son imprescindibles. La coyuntura nacional e internacional no es la misma de la anterior centuria y la actualización del modelo económico y socialista que erige la Isla requiere que su Carta Magna responda a esas transformaciones que delinearán el desarrollo de la Nación.

La juventud tiene un rol decisivo en este proceso, y su activa participación resulta necesaria por cuanto es la generación encargada de perfeccionar y dar continuidad a la obra revolucionaria, patriótica, y profundamente humana que comenzó el Primero de Enero de 1959.

Igualmente es preciso seguir brindando información por todas las vías posibles sobre el trascendental documento que regirá la vida política económica y social de la Mayor de las Antillas.

Miles de tabloides están en manos de la población la cual a través de los sindicatos, organizaciones de masas y  estructuras de base en comunidades y fuerzas productivas y empresariales viene aportando iniciativas para seguir fortaleciendo el contenido de la Constitución e incluso blindarla ante cualquier manifestación de quebranto a la soberanía o intentos por violentar la institucionalidad del país.

Este ejercicio de auténtica democracia participativa que tendrá como colofón un Referendo Nacional para su definitiva aprobación, solo es posible en una sociedad como la cubana, basada en principios de equidad, sin discriminación por sexo, clase, raza o credo.

Por Aixa Alfonso Guerra