Los cubanos robustecen Constitución de la República

ConstEn cada colectivo laboral existe la posibilidad de que  trabajadores y directivos enriquezcan con propuestas y valoraciones oportunas y precisas, la Constitución de la República de Cuba que en estos momentos es objeto de estudio por parte de la población en general y procura de manera democrática, importantes modificaciones.

A pesar del poco tiempo de iniciado el proceso de consulta popular puede constatarse el interés mostrado por los ciudadanos en participar en los debates y esclarecer cada duda o preocupación latente.

Uno de los aspectos más reiterados en las asambleas es el relacionado con el matrimonio entre dos personas, el asunto de la ciudadanía, los diferentes tipos de propiedad, el tiempo establecido para la permanencia en los principales cargos de la Dirección del Estado, entre otras significativas reformas propuestas que inciden en el desarrollo socio-económico del país.

No hay dudas que los cambios previstos son imprescindibles. La coyuntura nacional e internacional no es la misma de la anterior centuria y la actualización del modelo económico y socialista que erige la Isla requiere que su Carta Magna responda a esas transformaciones que delinearán el desarrollo de la Nación.

La juventud tiene un rol decisivo en este proceso, y su activa participación resulta necesaria por cuanto es la generación encargada de perfeccionar y dar continuidad a la obra revolucionaria, patriótica, y profundamente humana que comenzó el Primero de Enero de 1959.

Igualmente es preciso seguir brindando información por todas las vías posibles sobre el trascendental documento que regirá la vida política económica y social de la Mayor de las Antillas.

Miles de tabloides están en manos de la población la cual a través de los sindicatos, organizaciones de masas y  estructuras de base en comunidades y fuerzas productivas y empresariales viene aportando iniciativas para seguir fortaleciendo el contenido de la Constitución e incluso blindarla ante cualquier manifestación de quebranto a la soberanía o intentos por violentar la institucionalidad del país.

Este ejercicio de auténtica democracia participativa que tendrá como colofón un Referendo Nacional para su definitiva aprobación, solo es posible en una sociedad como la cubana, basada en principios de equidad, sin discriminación por sexo, clase, raza o credo.

Por Aixa Alfonso Guerra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s