Nada más importante que la sonrisa de un niño

Seis pequeños que no sobrepasan la edad de 17 años, son acogidos en el Hogar para Niños Sin Amparo Familiar, ubicado en el capital provincial.

En el inmueble laboran 22 trabajadores, quienes brindan el amor y los cuidados necesarios a estos menores que por distintas razones no lograron recibir de sus padres.

Dicha institución se trasforma entonces en una gran familia, donde nada resulta más importante que la sonrisa y seguridad de un niño. Allí se garantiza la educación de los infantes mediante el vínculo normal a centros de enseñanza, además de intercambios culturales y festejos en fechas señaladas.

Por Carlos Marcos Calzadilla (carlosm@mayabeque.cip.cu)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s