Feria del libro en Mayabeque

Web Feria del Libro foto Cristian Dominguez 7

En horas de la mañanade hoy  comenzó la Feria Internacional del Libro en San José de las Lajas, capital de Mayabeque,  con la presencia de las homenajeadas Aisnara Perera  y María de los Ángeles Meriño, resaltando los  300 años de fundado el pueblo de Bejucal.

Habrán presentaciones a partir de las 2:00 de la tarde en el Piano Bar: Un clavo saca a otro de Luiber Yans Machado, Juan J. Barona: crónica de su propio viaje, de Aisnara Perera y El cabildo carabalí viví en Santiago de Cuba, de dicha autora en coautoría con María de los Ángeles. Al finalizar las exposiciones serán distinguidas ambas escritoras por su trayectoria dentro de la Historia y la literatura.

La Casa del Joven Creador ofrecerá la cartelera cultural cubana La papeleta, con variadas propuestas y en la Gran Librería se inaugurará la exposición de dibujo y grabado Hecho consumado. El Palacio de Computación brindará servicios de bibliotecas digitales.

Conducta, del director Ernesto Daranas, amenizará la noche del bulevar, una cinta para reflexionarl. A la misma hora habrán encuentros poéticos  en el Piano Bar.

Anuncios

Mayabeque: Sesionará Taller Regional de Valores

UNAH

La Universidad Agraria Fructuoso Rodríguez será, del 4 al 6 de marzo, sede del Taller Regional de valores en la Zona Occidental, con la participación de Matanzas, La Habana, Artemisa, Pinar del Río, la Isla de la Juventud y Mayabeque. Con anterioridad se realizaron los del Oriente y Centro del país.

En este encuentro se seleccionarán los mejores trabajos relacionados con los valores que defendemos, los que representarán a la zona en el evento nacional. Las delegaciones las integran ponentes de los sectores de mayor incidencia en el tema: maestros y profesores, personal médico, del deporte, la ciencia y estudiantes de los diferentes niveles de enseñanza, entre otros.

San José de las Lajas, Güines, Santa Cruz del Norte, Bejucal y Quivicán recibirán el día cinco a las delegaciones, con la finalidad de intercambiar con el personal de los centros de producción y servicios, educacionales, científicos y los proyectos comunitarios, según el programa previsto.

A las 8:30 pm asistirán a una gala político- cultural en el cine lajero, en homenaje al primer aniversario de la desaparición física del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías. Al día siguiente sesionarán las comisiones de trabajo.

Andrés Hernández Rivero.

Ya se adquiere papa en Mayabeque

Web Agricultura Papa 03

Hace varios días comenzó a apreciarse por las calles de algunos pueblos de la provincia el ir y venir de camiones cargados de papa, un producto muy demandado por nuestra población. También Mayabeque debe abastecer en buena medida a la Capital del país.

Los primeros tubérculos emergieron de la CPA Amistad cubano-búlgara de Güines. Luego se unieron Batabanó y Melena del Sur, y ahora otras áreas van por ese mismo camino.

En los municipios ya se comercializa el preciado alimento, lo que se incrementará en la medida que crezcan los volúmenes extraídos de estos fértiles suelos mayabequenses.

Entonces, bienvenida la papa a nuestros mercados y hogares, un producto muy demandado por todos y con múltiples usos domésticos y en la red popular.

En breve se abarrotarán nuestros mercados  y la Capital.

El libro en su laberinto: comercialización y entorno digital

Cubahora

La imagen puede parecer simpática, pero a mí me deja pensando, un poco triste. En la Terminal de Ómnibus Nacional, la tienda del “Todo x 1” siempre tiene cola, mientras, justo enfrente, la librería suele estar vacía como playa en invierno, acaso habrá algún peregrino que ya se marcha.

El debate a propósito comenzó con las palabras de Jaqueline Laguardia, especialista del Observatorio Cubano del Libro y la Lectura, en panel un efectuado este lunes en la feria. “Las librerías cubanas han quedado rezagadas con relación a sus similares en el extranjero, en aspectos organizativos, ambientación, gestión comercial, y proyección cultural y comunitaria”.
Una primera vieja encrucijada aparece en la relación literatura-mercado, pues muchas veces esta última ha sido palabra “maldita”, estigmatizada, al considerarla antónimo de calidad. Sin embargo, la comercialización es un momento especialmente importante en el ciclo editorial. “Si los libros no circulan, no cumplen su razón ser”.

Por otra parte, las librerías se subordinan al Ministerio de Comercio Interior y a los gobiernos territoriales, y además, el Instituto Cubano del Libro (ICL) las atiende desde el punto de vista metodológico. Laguardia opina que esa estructura dificulta la gestión, al tener tantas autoridades a quienes responder.
Otras aristas del fenómeno tienen que ver con la sistematicidad en la distribución, el acierto para establecer los precios, la calidad de la oferta literaria, tanto en contenido como en factura; y la promoción de autores, títulos y eventos. “La desconexión entre la producción y la venta provoca demandas insatisfechas y tiradas excesivas que se acumulan en la librerías”.

Aunque se mantienen precios subsidiados y en moneda nacional, a fin de estimular el consumo y evitar que el libro sea un artículo de élites, algunos datos dibujan un panorama desalentador. Según la encuesta de consumo cultural realizada por el Instituto Juan Marinello en 2011, solo el 24,4 % de la población visita librerías o bibliotecas, y el 59,9 % declara no hacerlo nunca.
Ante este estado de cosas, la investigadora propone darle mayor protagonismo a los libreros, hecho que va más allá de solo consultar sobre los volúmenes y escritores más solicitados. Ello incluye reforzar acciones de capacitación, para que los vendedores puedan atraer y asesorar a sus usuarios.

La divulgación deberá ser intencionada, teniendo en cuenta las características del territorio y del público. Habría que retomar los espacios de intercambio en esas instituciones, de modo que los autores presenten y lean sus obras, firmen ejemplares, y la gente acuda a escucharlos y conocerlos personalmente.
Asimismo, un sistema automatizado que permita controlar inventarios y frecuencia de ventas ayudaría a corregir etapas previas del proceso editorial. “El paso de unidades presupuestadas a empresas, la disciplina en los pagos y cobros, firma de contratos, aprovechar nuevas fuentes de ingreso…; son factores que podrían ayudar a una mejor gestión comercial”.

Laguardia señala como fortalezas disponer en cada municipio de al menos una librería (330 en total), además de este propio gran evento que abarca casi todo el país, entre febrero y marzo. “Más allá de que sea una compra compulsiva o elección fundamentada, lo importante es que el libro ya está circulando, y está más cerca de ser leído que si se queda en un almacén”.
En este escenario es preciso atender a la actividad por cuenta propia. Para Lorenzo Lunar, quien asume la múltiple condición de escritor, editor y librero; el mercado de libros usados constituye un termómetro, indicador de gustos y tendencias.

El tema se complica con el empuje de lo digital, y no se trata de prepararse para el futuro, estamos hablando del presente que ya entró por la puerta. La Editorial Capitán San Luis ha alcanzado cierta experiencia “sin papel”, a partir de sus 18 entregas en formato electrónico, traducidas a varios idiomas, incluso con gran despliegue gráfico.
Desde 2011, el sitio www.isliada.org se dedica a promover la literatura cubana en Internet, hasta alcanzar hoy más de 400 textos de autores nuestros. Rafael Grillo, uno de sus creadores, apunta que es inevitable el paso a consumir libros digitales, si bien eso no significa que desaparezcan los impresos.

Ruth Casa Editorial también acumula un trabajo representativo en este ámbito, como plataforma para la venta online. El especialista Enrique García esbozó buenas prácticas extendidas a nivel mundial, como modificar precios según el tiempo en oferta, la creación de comunidades de lectores, y avisarle a los usuarios cuando haya novedades. Entretanto, la piratería y el derecho de autor siguen atizando la polémica.
En lo adelante el ICL planea incorporar la descarga de literatura en las librerías tradicionales, y pretende producir a corto plazo más de 400 títulos, en colaboración con diferentes editoras. Encabezan la lista obras de Daniel Chavarría, clásicos infantiles y autores del catálogo de Gente Nueva. Aun así, la comercialización en formato CD augura una caducidad temprana para esas iniciativas.

(Cubahora)

Maduro: en Venezuela hay un Gobierno firme

maduro

Nicolás Maduro dijo que aunque en el país se está buscando aplicar un modelo de golpe de Estado continuado, “el Gobierno se mantiene firme y trabajando”.

Durante un Consejo de Ministros en el Palacio de Miraflores, fustigó a dirigentes de la oposición que se han mantenido en silencio ante la violencia generada en las últimas horas por los grupos violentos.

“Los jefes políticos son para actuar, no para esconderse”, dijo el mandatario al hacer la denuncia que varias personas han estado atacando en el estado Lara (centro) instalaciones de la compañía nacional de comunicaciones, Cantv.

Maduro reiteró su llamado a la paz, a mantener al país en calma para controlar a las bandas fascistas que han querido tomar las calles en la última semana.

El presidente mostró varios materiales audiovisuales en los que se ponen de manifiesto las acciones violentas promovidas por la oposición.

Al respecto, la ministra venezolana para la Información y la Comunicación, Delcy Rodríguez, denunció las acciones de grupos desestabilizadores en Valencia, estado de Carabobo, que causaron heridas a un miembro de la Guardia Nacional.

En el Distrito Capital, el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, rechazó manifestaciones brutales de un grupo que intentaba perturbar una actividad artística en la Plaza Diego Ibarra.

Por su parte, el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez, confirmó al medio local Unión Radio una nueva muerte y cuatro heridos en el contexto de una concentración de trabajadores afines a la Revolución, en el estado Bolívar.

El canciller venezolano, Elías Jaua, denunció el miércoles ante los embajadores de los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) las amenazas del Departamento de Estado de EE.UU.

Jaua rechazó que a la derecha venezolana y a la internacional no les basta la institucionalidad democrática de la que goza su país, pues el Gobierno de la Revolución Bolivariana ganó 18 de 19 procesos electorales en los que se midió desde 1998, liderado por el comandante Hugo Chávez.

A su vez, el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, acusó al gobierno norteamericano de patrocinar un intento de golpe de Estado contra el presidente Maduro, orquestado por la oposición en ese país sudamericano, reporta PL.

GOBIERNO PROTEGE A LEOPOLDO LÓPEZ

Lilian Tintori, esposa del opositor, Leopoldo López, admitió que el Gobierno se mostró preocupado por preservar la seguridad y la integridad física de su marido, quien tras entregarse a las autoridades, fue acompañado al Palacio de Justicia en Caracas por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Tintori a través de la cadena CNN, afirmó que había amenazas contra la vida del coordinador del partido Voluntad Popular y “el Gobierno se mostró preocupado por esta situación y se comunicó con la familia para resguardar su seguridad”.

El Ejecutivo bolivariano ha mostrado toda la disposición de garantizar la integridad física de Leopoldo López, quien fuera uno de los principales instigadores de la violencia vivida en Venezuela en días pasados.

(AIN)

Por el Día de San Valentín

For You

El 14 de febrero de cada año es, en muchos lugares del mundo, un día muy importante pues se celebra el Día del Amor y la  Amistad.

En Cuba es una tradición bien arraiga  desde hace mucho tiempo y son incontables los poetas,  escritores y artistas que le han dedicado importantes espacios a este tema.

Francisco Pereira (Chanchito) fue de esos encumbrados poetas que le cantó al amor en sus diversas más diversas  formas.  Pongo a consideración de ustedes una décima que, inspirado en la relación de sus padres, le cantara a esta señalada fecha.

AL AMOR

Amor puro el que mi vieja
siente por el padre mío,
que hasta en el sepulcro frío
de darle besos no deja.
El creyón no le empareja
los cráteres del pellejo,
y en guerra con el espejo
para saberse distinta,
con dos lágrimas se pinta
frente al retrato del viejo.

Sin dudas, una obra con una carga inmensa de sencillez, ternura y amor!!!

Felicidades a todos en tan significativa fecha!!!!.

Nueva cita con los libros

aa11

A menos de dos meses de haber sido sede y organizadora de la Segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, da vida Cuba a su Vigésima Tercera Feria Internacional del Libro, cita que, desde hace algunos años, una vez clausurada en la capital se extiende a las otras provincias del país, incluso en zonas montañosas. No es necesario embriagarse en el hermoso simbolismo de esos hechos para disfrutar lo que ellos confirman y aquí apenas se roza por su vinculación más directa con el tema de los presentes apuntes: el experimento político cubano ratifica en las actuales circunstancias la conciencia de lo responsabilizado que está con seguir siendo fiel a los ideales cultivados durante la lucha por la independencia y la liberación nacional de la patria.

El tramo de esa historia iniciado el 26 de julio de 1953 se proclamó acto de homenaje, en el año de su centenario, a José Martí, quien fue concentración de los ideales encarnados en dicha lucha, y fuerza impulsora para darles continuidad hacia el futuro. En el legado martiano se reconoció desde aquella fecha ígnea lo que años después de triunfar el 1 de enero de 1959 la etapa llamada por antonomasia Revolución Cubana, su líder histórico, Fidel Castro, llamó el fundamento moral de las transformaciones emprendidas en el país. Para llevarse a cabo debían ellas comenzar —y comenzaron, atendiendo a la vez otros propósitos medulares— por la consumación de la independencia que desde 1898 el naciente imperialismo estadounidense frustró, durante seis décadas, con su intervención en la guerra que el pueblo cubano alzado en armas libraba contra el colonialismo español.

La gesta iniciada el 10 de octubre de 1868 sufrió casi diez años después la interrupción contra la cual se levantó, encabezada por Antonio Maceo, la Protesta de Baraguá. En lo que esa década tuvo de honor y de gloria fundó Martí el proyecto revolucionario en virtud del cual se desató, el 24 de febrero de 1895, una nueva etapa de empeño bélico liberador. Este no se dirigía ya solamente contra el colonialismo español, sino —a la vez, o sobre todo— contra los planes del voraz imperialismo que desde los Estados Unidos amenazaba con extenderse por toda nuestra América, y con romper cada vez más, para provecho de sus arcas, el equilibrio del mundo. Mercado y guerras serían sus recursos para conseguirlo.

La lealtad de la Revolución Cubana a los ideales emancipadores abonados por esa historia —durante la cual se sembraron las luces de una civilidad republicana burlada por la injerencia imperial y sus secuelas, con la complicidad de celestinos vernáculos— se probó en la equidad social que desde los primeros momentos estuvo entre sus principales afanes, y ha de seguir estando. No fue obra de la casualidad el hecho de que en 1961, poco más de dos años después del triunfo de la Revolución, Cuba protagonizara dos victorias indisolublemente vinculadas entre sí: del 17 al 19 de abril enfrentó y aplastó, en Playa Girón y sus inmediaciones, la invasión de tropas mercenarias que reforzó los actos terroristas que el país siguió sufriendo y encarando junto con un férreo bloqueo comercial, económico y financiero; y el 22 de diciembre, con una concentración multitudinaria en la Plaza de la Revolución José Martí, celebró la erradicación del analfabetismo, gracias a una Campaña Nacional, masiva, que ya estaba en marcha al producirse la invasión mercenaria.

Seguirían caracterizando a Cuba la firmeza antimperialista y el tesón por desarrollar, entre otros logros públicos, una obra educacional que beneficiaría a todo el pueblo, incluidos los miles y miles de personas alfabetizadas por aquella Campaña, que hoy sigue mereciendo la admiración del mundo: a comarcas de distintos continentes se han extendido frutos de la experiencia que en ella se fraguó. Para entonces la Revolución había dado pasos decisivos hacia el logro de un movimiento editorial sin precedentes en el país. En marzo de 1959 se fundó la Imprenta Nacional, que en 1960 tuvo su gran bautismo con la publicación de cien mil ejemplares de Don Quijote de La Mancha comercializados a un precio simbólico.

Quedó abierto así el camino que llevó sucesivamente a la fundación de la Editorial Nacional y del Instituto Cubano del Libro, y que desde los primeros momentos dio un creciente apoyo a empeños que —elevando en índices cualitativos y cuantitativos afanes similares pero aislados que habían tenido lugar antes de 1959— se consumaron en los Festivales del Libro. Estos constituyeron antecedentes directos del apogeo ferial que se aproxima a un cuarto de siglo.

El valor de las Ferias como promotoras del hecho editorial y de la lectura, y la importancia que el país ha sabido ver en ellas, se aprecian con solo apuntar que el tamaño y el peso de su historia se decidió en un contexto marcado por el desmontaje del campo socialista europeo. De golpe, la desaparición de este representó para Cuba la pérdida de la mayor parte —para no decir de casi todo— su mercado internacional, y de las ventajas que le venían del tipo de transacciones mantenidas con aquellos países.

La repercusión de tales pérdidas se agravó porque la debacle del llamado socialismo real alimentó en el mundo la euforia de los capitalistas. Aunque contrariada en parte por la crisis sistémica del capitalismo, y por el surgimiento de proyectos emancipatorios en varios países, señaladamente en nuestra América —donde se renuevan las banderas del socialismo, asociado a la creación heroica, como reclamó en su tiempo José Carlos Mariátegui, no al dogma estancadizo—, esa euforia dio paso al presunto éxito irreversible de un pensamiento único, frenesí del pragmatismo.

No por gusto esa corriente ideológica es la expresión distintiva de las prácticas imperialistas, y como corriente filosófica tiene certificado de nacimiento en los Estados Unidos. Desde esa potencia, infundido por ella y por instrumentos suyos como el Fondo Monetario Internacional, se propalan orgánicamente concepciones y prácticas neoliberales que arruinan a pueblos y refuerzan el sometimiento de gobiernos a las redes del imperio.

Que en medio de esa realidad Cuba haya mantenido empeños de los cuales forman parte las Ferias del Libro, habla de la importancia que el país reconoce a la formación y al cuidado de valores culturales. Con ello ratifica su fidelidad al ideario de Martí. Él, en un artículo de 1884 —“Maestros ambulantes”, que pudiera tomarse como plataforma de la revolucionaria Campaña de Alfabetización de 1961—, sostuvo que, “en lo común de la naturaleza humana, se necesita ser próspero para ser bueno”. Intuía, o sabía, que las penurias materiales pueden generar deformaciones indeseables en el plano moral; pero la significación de sus palabras se entiende rectamente si se conoce que él, lejos de sucumbir al culto de la riqueza, renunció a la que pudo haber alcanzado con su laboriosidad y su talento proverbiales, y echó de veras su suerte con los pobres de la tierra. Es necesario valorar aquella cita en su contexto, donde está inmediatamente precedida por máximas cardinales que encarnan el pensamiento y la actitud de Martí: “Ser bueno es el único modo de ser dichoso” y “Ser culto es el único modo de ser libre”.

Cuando Cuba se empeña en alcanzar la eficiencia económica necesaria, y se lo propone enarbolando las banderas de un socialismo próspero y sustentable, no puede hacerlo al margen de un legado que la responsabiliza con saber que, si bien no cabe ignorar el mercado, tampoco se le debe brindar el servicio de someterse resignadamente a él. La economía, en proyectos como el que esta nación debe seguir abrazando, defendiendo, en correspondencia con su historia, no es un fin en sí misma. Los esfuerzos que en torno al hecho económico aspiren a tener plena validez, se acometerán para garantizar la existencia de una sociedad caracterizada por un funcionamiento de veras humano, signado por la vocación de equidad, a la que sería criminal renunciar porque se reconozca la inviabilidad práctica del igualitarismo, que no todos entienden y repudian con las mismas motivaciones y perspectivas.

Solo con tales premisas la finalidad de salvar los logros alcanzados con el afán de construcción socialista —que no se ha consumado en ningún paraje del planeta—, podrá contribuirse a mantener viva la posibilidad de llegar al socialismo, que será un fruto profundamente cultural, o no será. De ahí que a Cuba no le esté dada, y menos aún como derecho, la comodidad de la desprevención ante los peligros del pragmatismo, un mal que en determinadas circunstancias, sobre todo si lo auxilian la inercia y la resignación, no digamos ya la manipulación dolosa, pudiera enmascararse como inocente o aséptico, e insoslayable, sentido práctico.

Al Martí que en su discurso del 10 de octubre de 1890 sentenció “el verdadero hombre [cabe leer ser humano] no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber; y ese es el verdadero hombre, el único hombre práctico, cuyo sueño de hoy será la ley de mañana”, rinde homenaje en hechos la CELAC. En medio de una diversidad compleja y retadora, esa organización ha situado los ideales martianos de integración continental, opuestos a los designios imperiales, en planos de realización nunca antes alcanzados —a fines del siglo XIX podían parecer un sueño—, y para su Segunda Cumbre, en La Habana, escogió comenzar sus sesiones el 28 de enero, natalicio del héroe de nuestra América.

También le rinde homenaje a Martí la Feria del Libro, que, además de asumir su legado en el determinante plano conceptual, iniciará su nueva cita habanera, preludio de su marcha por el resto de la nación, el 13 de febrero, y la terminará en la víspera del 24 de febrero. En esa fecha de 1895 se levantó en varias localidades del país el plan insurreccional que, en medio de severas adversidades, preparó Martí al frente del Partido Revolucionario Cubano.

Mucho habría que decir sobre las Ferias del Libro, llamadas a perfeccionarse como contribuciones para asegurar la permanencia del hábito de la lectura, no solo con textos impresos. De ahí que también dé cabida a soportes digitales. Pero lo que ellas significan en el fomento de prácticas y valores culturales, en la siembra de la espiritualidad y en concepciones que, como norma, pueden ser datos carentes de interés para pragmáticos, basta para dar la bienvenida entusiasta a la Feria Internacional del Libro Cuba 2014.

(Tomado de Cubarte)